Hermosos terrenos a buen presio

El pasado mes de marzo registró que en el año 2020 y a escala nacional, se dio un decrecimiento en contratos para nuevas construcciones de casas y venta de terrenos.

La caída fue del 21,6% en relación al año 2019, según un muestreo sobre una veintena de sus miembros, publicado el pasado mes de marzo. La asociación agrupa a 22 de los mayores promotores de viviendas en 14 provincias. El comportamiento se vienes dando de manera similar en los primeros meses de lo que va del 2021. Jaime Rumbea, representante legal de Apive, le atribuye la caída en las promesas de venta de nuevas viviendas a la economía golpeada de los hogares, por la crisis económica derivada de la emergencia sanitaria. Pero, sobre todo, a una reducción en la colocación de créditos hipotecarios. Todos los ingresos del sector se derivan prácticamente del desembolso de dichos créditos.

En el 2020, su colocación a escala nacional fue de USD 1 140,9 millones, una disminución de 32,9% con respecto al 2019, según datos de Apive. Aunque en febrero de este 2021 se notó una recuperación en los desembolsos del 6,11%, por parte de las instituciones financieras privadas y el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), en relación al mismo mes del 2020, según datos del Central.

“El nivel de parálisis fue total en marzo y abril”, señala Rumbea. Explica que en la segunda parte del año pasado se vivió una renovada atención de los hogares a su primera vivienda. Pero para que un sector, de ciclos largos y capital intensivo, se recupere se necesita que el financiamiento acompañe.

Ante la necesidad, se anunció, una serie de estrategias para reactivar al sector inmobiliario. Se busca eliminar el papeleo y reducir tiempos de respuesta de trámites, como revisiones y valoraciones de predios. Fernando Zamorano, director de Catastros del Municipio, explica que los cambios contemplan la modificación a la Ordenanza 126 sobre la regularización de áreas. La reforma permitirá “optimizar el proceso de presentación de requisitos y planos técnicos”. Además, se liberará la cartografía catastral e impulsará el sistema de automatización para aprobar proyectos.